Marketing aplicado a Transformación Digital

Marketing y Transformación Digital desde mi punto de vista, tienen una relación totalmente simbiótica. 

Más allá de cómo enfoquemos o qué departamento lidere la Transformación Digital, tanto si hacemos grupos de trabajo interdepartamentales o creamos un equipo de referencia que trabaje con diferentes miembros de la empresa según la naturaleza del proyecto,  sea como sea nuestro planteamiento, mi consejo nunca olvidar al equipo de marketing. Pues el papel de Marketing en un proyecto de Transformación Digital suele ser complejo y a la vez clave. 

Hoy, el marketing no se entiende sin la digitalización y la digitalización no desarrollará todo su potencial sin la ayuda de marketing

Hoy en día no solo es importante tener una buena calidad del dato, robustez en nuestros sistemas informáticos o una plataforma puntera que dé servicio a nuestros clientes, sino que en el momento de conceptualizar cualquier proyecto de Transformación Digital es esencial ser capaces de pensar en términos de nuestros stakeholders. 

Con stakeholders, como debéis saber, me refiero a todos aquellos a quienes nuestro proyecto vaya a afectar, tanto público interno como público externo, consumidores, trabajadores y proveedores.

Hemos de pensar en la usabilidad del producto, entender  los cambios, las expectativas de nuestros clientes y de cómo podemos darles un servicio adecuado. Para ello entender bien los procesos, puntos de contacto y canales que abarca el customer journey es esencial para conseguir la mejor experiencia de cliente. 

Además, como es en inherente a marketing, también se abordará si es necesario, la realización de un proyecto de branding, específico para nuestros productos, que nos ayude a vender y comunicar a nuestro público.  

En ocasiones nos enfocamos tanto en la solución que estamos desarrollando, que cometemos el error de pensar que no es necesario dotar nuestros productos de identidad única, pues son tan buenos que se usarán aún sin ser comerciales y no… en estos tiempos los productos son indiferenciados y la fidelidad por las plataformas y las marcas, brilla por su ausencia y hay que estar al día en tecnología, pero también saber enamorar a nuestros clientes, crear productos apetecibles estética y funcionalmente.

 

El cliente es el centro de toda la operativa de la empresa y, como tal, debemos conocer bien sus necesidades, sus expectativas y sus canales de comunicación preferidos, para conseguir ofrecerle la mejor experiencia en su relación con nuestra empresa.

La importancia del Marketing en el valor del producto

Cualquier desarrollo  o proyecto relacionado con la Transformación Digital, debe pasar por diferentes hitos. Es un must que ofrezca valor añadido, que el producto final sea intuitivo, fácil de usar, omnicanal  y sobretodo que dé solución a las necesidades y expectativas de sus usuarios. 

Comprendiendo al usuario final no sólo obtendremos, gracias a la tecnología, una plataforma que puedan usar nuestros clientes o trabajadores, sino también una solución informática que tengan ganas de usar!

Así pues, lo primero que debemos preguntarnos, cuando abordamos un proyecto de Transformación Digital desde la perspectiva del Marketing Digital, es ¿a quién va dirigido?

Cualquier desarrollo o proyecto relacionado con la Transformación Digital, debe pasar por diferentes hitos. Es un must que ofrezca valor añadido, que el producto final sea intuitivo, fácil de usar  y sobretodo que dé solución a las necesidades de sus usuarios. 

a través de un estudio del usuario final, no sólo obtendremos, gracias a la tecnología una plataforma que puedan usar nuestros clientes o trabajadores, sino también una solución informática que tengan ganas de usar!

Desde mi punto de vista, lo primero que debemos preguntarnos en el momento de abordar un proyecto de Transformación Digital desde la perspectiva del Marketing Digital, es ¿A quién va dirigido? y ¿Qué necesidad queremos cubrir?

 

Cómo ayuda marketing a definir el alcance del proyecto

Uno de los principios de scrum es el producto mínimo viable., salir con un producto muy sencillo, muy básico que ya, de por sí, entregue valor al usuario final y, en cada iteración, ir añadiendo capas de mejora de manera continuada.

Este artículo de  Alexander Menzisky, lo explica muy bien y, el método que utiliza para llegar a reflexionar sobre este concepto seguro que te arranca una sonrisa si, como yo, eres de los que tiene una imaginación viva y risa fácil 😉

El equipo de marketing, a partir del conocimiento de los clientes y obviamente los datos, puede aportar la información en cuanto a qué es lo esencial para sacar un producto al mercado que aporte valor y priorizar, junto con el equipo de IT cuáles han de ser las funcionalidades en futuras fases del proyecto.

Sé objetivo a la hora de definir tu producto mínimo viable, y luego poco a poco crea algo más grande, no te embarques en grandes proyectos con miles de funcionalidades, que cuestan mucho tiempo, mucho dinero, y seguramente, no te darán el ROI que pretendías conseguir.

Conoces los términos básicos

  • Orientación cliente: Al cliente hay que conocerlo, captarlo, emocionarlo, fidelizarlo … y, sobre todo, ponerlo en el centro de todas nuestras operaciones.
  • Omnicanalidad: tenemos que dar a los clientes lo que necesitan cuando lo necesitan y a través del canal que prefieran: oficinas, teléfono, email, Web, WhatsApp, Facebook … y lo que aún no está inventado.
  • Productos indiferenciados: estamos en un entorno donde la diferencia entre uno y otro producto es mínima y los precios son muy similares, por lo que la clave es cómo diferenciarnos.
  • Experiencia de cliente: o creamos una experiencia positiva a nuestros clientes en su relación con nuestra empresa o veremos les veremos marchar mientras optan por un un modelo de autoservicio o por nuestra competencia!
  • Transformación digital: IT y Marketing deben responder conjuntamente a las exigencias de los clientes porque: 
    • El proceso de compra se ha digitalizado (a lo mejor no en todas sus fases, pero sí en muchas de ellas).
    • El cliente tiene voz y se hace oír  
    • El cliente exige bidireccionalidad en la comunicación con las empresas
    • El cliente exige Transparencia
    • El cliente exige Personalización
    • El cliente exige Privacidad de datos

¡Comparte con quien quieras, cuando quieras!

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin